REPARACIÓN DE SELLOS MECÁNICOS

Nuestro taller de reparación de cierres mecánicos analiza cada una de las piezas que recibimos de nuestros clientes para poder identificar si son recuperables con garantía de funcionamiento. 

 El proceso, generalmente es: 

  • Limpieza del sello en cubas de ultrasonidos.
  • Identificación de grietas y fisuras en las caras de roce.
  • Control dimensional y paralelismo de desgaste en caras de roce y otros elementos del sello mecánico.

Una vez verificado se procede a su recuperación: 

  • Rectificado y lapeado de las caras de roce con lapeadoras de diamante hasta alcanzar la planitud requerida entre 1 y 3 bandas luz.
  • Comprobación de la planitud de las caras de roce en lámpara monocromática.
  • Verificación de estanqueidad estática en las caras de roce en presurizador de aire para detectar si existe alguna fuga debido a los insertos, soldaduras…
  • Sustitución de elastómeros o juntas planas, cuñas.
  • Sustitución de elementos metálicos, muelles, prisioneros u otros elementos.
  • Limpieza final, montaje, prueba de estanqueidad (en caso de ser necesario), embalaje y expedición. 

 

Durante todo el proceso de recuperación, nuestro taller documenta todo el material que se utiliza en la recuperación, aunque sólo dejamos registro de aquellas piezas que lo requieran, o  que, por orden del cliente, necesiten un posterior seguimiento tras la entrega de la mercancía.

SUBIR